lunes, 13 de abril de 2015

El tronco del árbol



El tronco del árbol ya no permite que los brazos
infantiles lo abarquen.
A los brazos adultos ni se les ocurre tal cosa
el ridículo les retrae
la libertad de abrazar a quien ayudaron a plantar.

El tronco del árbol
ha crecido tanto como el miedo a recordar
las tardes a su sombra
y aquella negación de las horas a pasar
con la rapidez  del deseo porque llegase la hora.

El tronco del árbol recordándonos el tiempo,
la verdad de la edad
que no queríamos que llegarse
y ha llegado
con todos los sueños esperando.

Miguel Ángel S. L. (Ángel Saguar)
13/04/2015

1 comentario:

  1. Gracias!!

    Prefiero esta versión ;-)

    Fdo. Carmaral

    ResponderEliminar