sábado, 14 de octubre de 2017

Trece sonetos XII

XII

Miro los colores de mi jardín,
escucho los cantos de los jilgueros
y escribo estas palabras sin aceros
en las páginas de tu camarín.

El día se va perdiendo en carmín 
de verano, viento de los oteros
bajando los grados en los soleros
mecen las aguas la luz del candil.  

El bochorno me acompaña la noche,
el sentir despierta del todo entero,
la sangre por las venas a su troche.

Miro colores en la oscuridad
no veo más que el oscuro del negro
y escucho el silencio de las chicharras.

MASL

jueves, 12 de octubre de 2017

Trece sonetos XI

XI

Hay amores y amores, después está el amor;
llega sin saber porqué llega y dentro se queda
sin razones sin perfecciones sin mediciones
y tú me dices que me vaya y me voy con el
llorando por ti, no te dejaré ver mis lágrimas
porque cuando se llora se llora hacia el adentro
pues dar lastima sólo sirve para morir 
y si morimos el amor se diluye en si,
dejando de existir dejas de sufrir y no amas,
yo quiero sufrir tu amor para saberme vivo
aunque lejos estás dentro mío y yo respiro
aroma de tus brillos y brisas del castillo
que fue destino aunque se quedo sólo en etapa,
la repito cada día andando por la vida.

MASL

domingo, 8 de octubre de 2017

Trece sonetos X

X

La décima dicen es más excelsa 
que las musas creadas por los dioses,
volaban sus palabras entre adioses
buscando subirse a una pavesa

para volar libre por la sorpresa
diaria sin las cadenas de las poses
regando la vida que dan los soles
con la razón que el corazón apresa.

Los poemas cuentan la libertad
y los versos la quitan con sus cifras.
Precisa rima huérfana de verdad,

cambiando el concepto se hace heredad
donde nada es nuevo, todo continua
menguando las ideas cristalinas.

MASL

domingo, 1 de octubre de 2017

Trece sonetos IX

IX

La luna que arriba miraba  estrellas
no dijo nada, siempre estuvo muda,
seguimos preguntándole la duda
y pavoneándose entre las bellas, 

nos ignora y nos deja sin centellas
que iluminen el camino que suda
sangre de la tierra donde no abunda
la dicha en el alma de las doncellas.

Cabalga la locura en la cabeza
ideas sin sentido de la gente,
sólo es la mentira de la pereza

corriendo por el hilo del garete
por evitar el trenzar una trenza
y trepar las alturas  de la mente.

MASL

domingo, 24 de septiembre de 2017

Trece sonetos VIII

VIII


Y ya sentados los pies en la tierra
pensando siempre en ella y te recuerdas
del tiempo que colgabais de las cuerdas
contra las que estas mirando a la sierra.

Corrían los gamos por las veredas
rompiendo monotonía que aterra
los silencios pesaban en la piedra
donde sentados soñábamos sedas.

Hoy me senté a oír los arroyuelos,
brotaban aguas igual de felices
bajando los torrentes sin desvelos.

Donde las luces del cielo matices
las caricias de los tiempos por ellos,
huellas del sin remedio  sin perdices

MASL